Comenzar a vender ropa y cambiar de mentalidad {2021}

Cuando comencé a vender ropa a través de internet me di cuenta de mi cambio de mentalidad. Te invito a conocer el motivo por el que lo hice.

Hace dias en instagram os preguntaba y luego os enseñaba que vendía ropa a través de Vinted, mis primeras ventas. Os dije que tenia un motivo por el que había empezado a vender ropa hace 6 años y aunque nadie acertó si os dije que os lo contaría.

Empezar a vender ropa hace 6 años me produjo, además de una liberación de espacio, un cambio en mi mentalidad a la hora de comprar y de como la utilizo.

Empezaré por el principio de los tiempos.

¿Cuál fue el punto de partida para empezar a vender ropa?

Creo que a todos nos pasa que cuando comenzamos a hacer algo nuevo, es porque algo dentro de nosotros cambia, algo nos hace click y vemos algo que antes no veíamos.

En mayo de 2015 fui operada de la espalda, de una hernia discal, después de muchos años con una vida totalmente sedentaria y un sobrepeso importante. En parte, el dolor y la prohibición de hacer ningún tipo de actividad física, junto con las medicaciones alentaban esta situación.

En mayo de 2015 fue mi liberación, lo que años atrás me impedía llevar una vida medianamente normal, ya no formaba parte de mi. Después de unos meses de recuperación, empecé a hacer deporte ¡Por fin!

Mi vida cambió por completo, os podréis imaginar que cambiar mi composición corporal conllevo a tener que comprar ropa nueva.

Fue sobre todo en 2016 donde me ví con cambio de tallas cada 2-3 meses y un armario/s abarrotados de ropa. No sé si el destino hizo que en el mismo gimnasio que iba también fueran otras personas casi en el mismo proceso que yo y ahí pude regalar ropa.

Lo que fui viendo es que cada 2 meses tenia que comprarme ropa, cosas básicas por supuesto, y que la ropa anterior estaba quedando nueva.

Decidí hacer limpieza en el armario. Siempre me gustó ir a las rebajas y encontrar chollos, nunca me gustó gastarme demasiado en una prenda que al fin y al cabo se pasaría de moda o quizás me la pondría poco (en parte fue mi suerte).

El dia que hice limpieza en el armario, ¡Ay dios mio! Además de probarme toda la ropa que tenia vi cosas que no me gustaron nada de nada: 

  • Ropa con las etiquetas puestas sin haberla usado y que me quedaba grande.
  • Abrigos y pantalones como si se fueran a vestir varias personas y que aún pudiendo usarla tardaría años en gastarla. Por supuesto, también me quedaban grandes.
  • Y la situación de tener que comprar pantalones cada 2 meses.

Con este panorama os podéis imaginar todas las cosas que se me pudieron pasar por la cabeza.

Comenzar a vender ropa

No sé si fue el destino pero Wallapop, por aquellas fechas, era una aplicación que se anunciaba mucho en televisión. Según vi el anuncio decidí abrirme un perfil y empezar a publicar anuncios con mi ropa.

El objetivo no era otro que vender ropa que me quedaba grande y así reinvertir el dinero en ropa de mi talla.

La verdad que desde el principio tuve bastante suerte, los comentarios de las personas que me compraban ropa decían que era por la talla, sobre todo la de los zapatos. Date cuenta de que yo era una apasionada de los tacones y tras operarme no podía utilizar ese calzado como antes. Hace unos años la talla 41 no abundaba en las tiendas, y al parecer yo me debí de hacer con la mayoría del calzado 41 de las tiendas jajaja.

Wallapop por aquel entonces era mi forma de generar dinero para volver a comprarme ropa y también la forma de ver que muchas personas buscan cosas en esta aplicación para utilizarlas de verdad. Que lo que uno no valora otras personas lo necesitan y además no pueden pagar el precio de una prenda nueva en la tienda.

Toda mi ropa siempre estuvo en perfectas condiciones e incluso nueva con etiquetas. 

¿Porque vender ropa supuso un cambio?

En realidad más que el vender ropa fue ver todo el proceso, un armario lleno y que ya no me servia nada, con lo cual mucho dinero ahí tirado. Hasta ese momento no había valorado nunca el dinero que había gastado en comprarme ropa que aún ni siquiera había estrenado, ni me acordaba que estaban ahí.

Desde ese momento aprendí a vivir y valorar lo que si tenia por el uso que hacia, a aprovechar y a no acumular. Entonces el desapego material llegó a mi vida.

No te llegas a dar cuenta de lo que acumulas hasta que no te toca vaciar, y si lo miras y piensas fríamente, también del dinero que hay ahí invertido.

Por otro lado, también me di cuenta de la necesidad de algunas personas, necesidad real de no poder comprar un anorak en una tienda y comprarlo de segunda mano. Me paso con un anorak y una señora, venía un día de invierno en jersey y se llevo el abrigo puesto porque lo necesitaba. Por lo general eran chicas jóvenes las que me compraban la ropa, pero aquella señora la verdad que me hizo pensar mucho, más de lo que ya llevaba pensando en todo este proceso. 

En mi cambio de mentalidad pasé de comprar por gusto a comprar con cabeza, pensar primero si lo necesito y si lo voy a utilizar. Además del tema de ahorrar dinero también está el tema del derroche, para mi todo este proceso fue un cambio muy importante en la forma en la que veo ahora las cosas. No es ya por lo que puede costar una prenda sino porque en el conjunto de prendas al final acaba sumando y si lo utilizas, están bien invertido, pero sino…

Con todo esto lo que quiero decir es que, hasta que no llegas a un situación como esta que me tocó a mi no te das cuenta de que la compra consciente no existe, que los chollos y precios baratos nos invaden por todos los lados y que acabamos picando. Y al final, todo es material, y lo material está bien para cuando lo necesitamos y hacemos uso de ello, pero no para acumular sin sentido.

En este blog hablamos mucho de ganar dinero por internet y como veis se puede, también hablamos de ahorrar pero creo que de lo que casi nunca se habla es de gestionar bien el dinero. Ganarlo bien, «fácil» y gratis está muy bien pero gestionarlo bien también es muy importante. No porque se gane mucho, hay que gastar mucho. Se puede gastar pero bien.

Pero este tema de gestionar bien el dinero quedará para futuros post, si así lo consideráis. Hacérmelo saber en comentarios.

Actualmente…

No he dejado de vender ropa, cada cierto tiempo hago limpieza de armarios, valoro lo que tengo, lo que uso y también lo que dono. Mi mentalidad de ahora no es la misma que hace 6 años atrás y valoro tener solo cosas útiles.

Además de con la ropa os pondría ejemplos con más cosas, pero no era el fin de este post.

vinted vender dinero

✅ Vinted, comprar y vender {2021}

Comprar y vender por Vinted, una forma fácil de ganar ...
Leer Más
wallapop

Wallapop, vende lo que no uses {2021}

Wallapop es una forma de hacer dinero vendiendo aquello que ...
Leer Más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.